El perro y el hueso

n perro caminaba tranquilamente llevando en su hocico un sabroso hueso. Al llegar a un río se dispuso a cruzarlo por un pequeño puente. Mientras lo cruzaba miró hacia abajo y se vio reflejado en el agua. Creyó que aquel reflejo era en realidad otro perro, y que llevaba un hueso mas grande que el suyo.
Deseando adueñarse de tan tentador alimento, soltó el suyo para arrebatárselo al supuesto perro, que se encontraba del otro lado.
El resultado fue frustrante... pues se quedó sin el propio y sin el ajeno, porque uno no existía y el otro se fue con la corriente del río.

Compartir este Cuento Infantil

Sobre el Autor

Esopo, de Griego

¿Deseas Valorar el cuento infantil El perro y el hueso?

  • Valoración 3/5 Estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5