Cómo leer un cuento

Tips, trucos, consejos para usar en el momento en que narres un cuento, para hacer de ellos historias inolvidables.
Sugerencias

Cuento Infantil - Seis Sabios Ciegos y el Elefante

Cuento: Seis Sabios Ciegos y el Elefante
Autor: Atribuida a Rumi - Sufi Persa
Valoración: Valoración del cuento infantil para irse a dormirValoración del cuento infantil para irse a dormirValoración del cuento infantil para irse a dormir ( 2051 personas dieron su opinión)
Leido: 10965 veces

ace más de mil años, vivían seis hombre ciegos que pasaban las horas compitiendo entre ellos para ver quién era el más sabio de todos.
Para demostrar su sabiduría, los sabios explicaban las historias más fantásticas que se les ocurrían y luego decidían de entre ellos quién era el más imaginativo.
Es así como cada tarde se reunían alrededor de una mesa y mientras el sol se ponía discretamente tras las montañas y el olor de los manjares que les iban a ser servidos empezaba a colarse por debajo de la puerta de la cocina, el primero de los sabios adoptaba una actitud severa y empezaba a relatar la historia que según él, había vivido aquel día. Mientras, los demás le escuchaban entre incrédulos y fascinados, intentando imaginar las escenas que éste les describía con muchos detalle.
Cierto día, estos hombres, no alcanzaban un acuerdo sobre la forma exacta de un elefante. Las posturas eran opuestas y como ninguno de ellos había podido tocarlo nunca, decidieron salir al día siguiente a la busca de un ejemplar, y de este modo poder salir de dudas.
Tan pronto como los primeros pájaros insinuaron su canto, con el sol aún a medio levantarse, los seis ciegos pidieron a un joven que los guíe, y puestos en fila con las manos a los hombros de quien les precedía, emprendieron la marcha enfilando la senda que se adentraba en la selva más profunda. No habían andado mucho cuando de pronto, al adentrarse en un claro luminoso, encontraron a un gran elefante tumbado sobre su costado apaciblemente. Mientras se acercaban el elefante se incorporó, pero enseguida perdió interés y se preparó para degustar su desayuno de frutas que ya había preparado.
Los seis sabios ciegos estaban llenos de alegría, y se felicitaban unos a otros por su suerte. Finalmente podrían resolver el dilema y decidir cuál era la verdadera forma del animal.
El primero de todos, el más decidido, se abalanzó sobre el elefante preso de una gran ilusión por tocarlo. Sin embargo, las prisas hicieron que su pie tropezara con una rama en el suelo y chocara de frente con el costado del animal.
-¡Oh, hermanos míos! -exclamó- yo les digo que el elefante es exactamente como una pared de barro secada al sol.
Llegó el turno del segundo de los ciegos, que avanzó con más precaución, con las manos extendidas ante él, para no asustarlo. En esta posición en seguida tocó dos objetos muy largos y puntiagudos, que se curvaban por encima de su cabeza. Eran los colmillos del elefante.
-¡Oh, hermanos míos! ¡Yo les digo que la forma de este animal es exactamente como la de una lanza.sin duda, ésta es!
El resto de los sabios no podían evitar burlarse en voz baja, ya que ninguno se acababa de creer los que los otros decían. El tercer ciego empezó a acercarse al elefante por delante, para tocarlo cuidadosamente. El animal ya algo curioso, se giró hacía él y le envolvió la cintura con su trompa. El ciego agarró la trompa del animal y la resiguió de arriba a abajo notando su forma alargada y estrecha, y cómo se movía a voluntad.
-Escuchen queridos hermanos, este elefante es más bien como.como una larga serpiente.
Los demás sabios disentían en silencio, ya que en nada se parecía a la forma que ellos habían podido tocar. Era el turno del cuarto sabio, que se acercó por detrás y recibió un suave golpe con la cola del animal, que se movía para asustar a los insectos que le molestaban. El sabio prendió la cola y la resiguió de arriba abajo con las manos, notando cada una de las arrugas y los pelos que la cubrían. El sabio no tuvo dudas y exclamó:
-¡Ya lo tengo! - dijo el sabio lleno de alegría- Yo les diré cual es la verdadera forma del elefante. Sin duda es igual a una vieja cuerda.
El quinto de los sabios tomó el relevo y se acercó al elefante pendiente de oír cualquiera de sus movimientos. Al alzar su mano para buscarlo, sus dedos resiguieron la oreja del animal y dándose la vuelta, el quinto sabio gritó a los demás:
-Ninguno de ustedes ha acertado en su forma. El elefante es más bien como un gran abanico plano - y cedió su turno al último de los sabios para que lo comprobara por sí mismo.
El sexto sabio era el más viejo de todos, y cuando se encaminó hacia el animal, lo hizo con lentitud, apoyando el peso de su cuerpo sobre un viejo bastón de madera. De tan doblado que estaba por la edad, el sexto ciego pasó por debajo de la barriga del elefante y al buscarlo, agarró con fuerza su gruesa pata.
-¡Hermanos! Lo estoy tocando ahora mismo y les aseguro que el elefante tiene la misma forma que el tronco de una gran palmera.
Ahora todos habían experimentado por ellos mismos cuál era la forma verdadera del elefante, y creían que los demás estaban equivocados. Satisfecha así su curiosidad, volvieron a darse las manos y tomaron otra vez la senda que les conducía a su casa.
Otra vez sentados bajo la palmera que les ofrecía sombra y les refrescaba con sus frutos, retomaron la discusión sobre la verdadera forma del elefante, seguros de que lo que habían experimentado por ellos mismos era la verdadera forma del elefante.
Seguramente todos los sabios tenían parte de razón, ya que de algún modo todas las formas que habían experimentado eran ciertas, pero sin duda todos a su vez estaban equivocados respecto a la imagen real del elefante.

¿Deseas Valorar el cuento infantil Seis Sabios Ciegos y el Elefante?
Compartí este cuento con amigos
Ayudanos a seguir creciendo, tu donación, por mínima que sea nos ayuda.

                

Sobre Nosotros

Con la idea de la lectura de cuentos como espacio de diálogo y acercamiento entre adultos y niños, este proyecto fue pensado para ofrecer a los usuarios relatos y herramientas que puedan leerle a sus hijos, nietos, sobrinos y a cualquiera que disfrute de una historia
Conocer más

Noticias

Campaña de Animación a la ...
La campaña de Animación a la Lectura dispuesta para el otoño europeo, que organiza la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) llegará en octubre y noviembre a 131 lo ...
Ver noticias

Últimos Twits

Antes de Dormir - Cuentos infantiles e historias para toda la familia
info@antesdedormir.com.ar :: ©
Condiciones de Uso Vigentes